Las cosas por su nombre

Galicia Hoxe. 6 de octubre de 2010. Gustavo Duch

Todas las profesiones manejan su propio diccionario. Si quieren hablan sin parar y –los ajenos- nada entendemos. Lo mismo hace la clase política, sólo que más a menudo y sin ruborizarse. Se escudan detrás de palabrejas cuando no quieren decir nada, mal usando el lenguaje, que se ideó con el propósito contrario.

En otras ocasiones te encuentras con quien sí quiere que le entiendas, con quien sí sabe que decir, con quien se expresa sin tapujos porque conoce sus argumentos, y los defiende.

El pasado 29 de agosto, en una carta dirigida a la Presidenta de la Republica Argentina, Cristina Fernández, los miembros de los equipos de salud de los ‘Pueblos Fumigados de Argentina’, junto con los científicos, investigadores, estudiantes y académicos llamaron a las cosas por el nombre que tienen. Y dijeron: «Que, como los propios habitantes de los Pueblos Fumigados vienen denunciando desde hace varios años, es muy importante la agresión a la salud humana en las poblaciones de las localidades sometidas a fumigaciones constantes, y que la situación se agrava día a día. Que enfermedades severas como cánceres, abortos espontáneos, trastornos de la fertilidad y nacimiento de hijos con malformaciones congénitas se detectan ahora, con mucha mayor frecuencia, en las poblaciones sistemáticamente fumigadas a consecuencia del actual modelo de producción agroindustrial, con la soja en cabeza. Que la utilización de plaguicidas no deja de aumentar año a año, y que el aumento de su consumo creció en 4 años casi un 1000% (cuando curiosamente los ‘monsantos’ y compañía presumen que la transgenia es menos dependiente de pesticidas). Que los 12 millones de personas que habitan en pueblos fumigados, reciben en forma directa las aspersiones con estos venenos, porque se realizan sobre sus viviendas por vía aérea o en forma terrestre hasta el límite mismo de sus casas y localidades. Y que se PROHIBA inmediatamente las fumigaciones aéreas en todo el territorio nacional, como ya se estableció en la Unión Europea, y se restrinjan las fumigaciones terrestres alejándolas del límite de las plantas urbanos de los pueblos».

Aquí en Europa maquinamos bien el modelo productivo agrícola: lo que no queremos para nuestros pueblos, nada nos importa remitirlo a los pueblos del Sur. ¿Tenemos algún eufemismo para disimular frente a este doble rasero? Se abre la convocatoria.

Esta entrada fue publicada en En lucha contra los Transgénicos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las cosas por su nombre

  1. Orlando dijo:

    Aqui en Chile el tema de las fumigaciones con pesticidas es recurrente especialmente en zonas agricolas con plantaciones de semillas transgenicas lo cual ha ocasionado problemas de salud en humanos contaminacion ambiental aire y terrestre esto acompañado incluso con malformaciones congenicas en humanos.Hoy segun las nuevas autoridades de gobierno habra una Nueva politica ambiental tengo mis dudas porque estas “semillas”se hacen dependientes de los pesticidas que se le aplican habitualmente,entonces es un circulo vicioso a mi entender la solucion pasa por el desarrollo de semillas naturales y lograr una ACTITUD DE RECUPERAR LA AGRICULTURA QUE SEATENIBLE CON EL MEDIO AMBIENTE y la recuperacion de las semillas autoctonas de cada pais que se han logrado a traves de la genetica natural que permite fortalecer dichas semillas, el tema es de suma importancia porque alguien dijo nuestros nietos heredaran la tierra y nuestra tarea es para ellos.-

  2. Miguel dijo:

    Totalmente de acuerdo, hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre.
    Por lo que nos afecta a los de aquí, os recuerdo a los que (como yo) dejamos todo para última hora:
    Este fin de semana 8,9 y 10 de octubre, se celebra en Cortes de la Frontera (Málaga), el VII Foro por un Mundo Rural Vivo.

  3. David dijo:

    Como siempre certero y contundente, simplemente felicidades por tu continua labor. No entiendo no obstante la publicidad de Glifosato que me aparece en el blog…

    • gustavoduch dijo:

      como el blog es gratuito parece que de vez en cuando mete publicidad.
      Yo toqué algunos botones y ya no la veo
      ¿dónde la ves tu?

  4. miriam dijo:

    Gustavo lo admiro por hacer frente a las cosas que dañan tanto a la humanidad en Argentina es un desastre como utilizan Roundup ya sabes a que me refiero sobre la Ruta Nacional 9 yendo hacia la ciudad e Cba. sobre el mismo cartel que promociona el producto le escribieron que MATA , MALFORMACIONES Y CANCER para que no se utilizara el mismo, pero a los sejoros les importa nada mientras ellos se enriquezcan al igual que al gobierno vive de los impuestos a las exportaciones. los argentinos ya no sabemos que hacer porque lamentablemente somo un pueblo tranquilo, agachamos la cabeza demasiado.Gracias por sus correos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s