La niña yuntera

Gustavo Duch, 12 de agosto de 2012

Desde la ventana del verano oteo un mercadona bastante concurrido, mucho más los últimos días. Llegan viejitas con su caminar renco y su pensión amputada; licenciados en carreras que,   preparados y listos, no escuchan ¡ya!; niñas y niños que no compran ni suspiran  golosinas; y la maestra del pueblo que ya sabe que el próximo curso no les pondrá tareas para casa. Y salen con los ojos ‘menos cenicientos’.

He averiguado. La cajera, con disimulo, esconde en sus bolsas un kilo de patatas o un paquete de arroz o lentejas. Me dice que si es ilegal le da igual, porque es justo.

Es hija de madre y padre jornaleros.

Es un alma color de olivo.

Esta entrada fue publicada en Junto a la Soberanía Alimentaria, Señalando con el dedo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La niña yuntera

  1. carmen dijo:

    Estas, las ventanas del verano, de este verano!!!!.Son especiales? porqué, porque son especiales!! jo quiero explicarte, querido Gustavo que hay sensaciones de hundimiento,
    si, por un lado de la economia, por este lado de la ventana pequeña, un ventanuco diria
    yo, donde la miseria que se ve intuye, es como devoradora de nuestras imagenes internas
    aquellas que nos habian cautivado, bonitas, felices,,,,,,.
    Que suerte esta cajera, no tener que hurgar en el contenedor para llevarse nada en malas condiciones. Me he perdido, donde estamos? mal, muy mal,,,,

    Carmen

    Cultivar la tierra es la esperanza!!!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s