SALVEMOS EL CIRCO

Gustavo Duch, febrero 2012

descarga (2)En la escuela aprendieron el imperativo, ―mamá hazme naranjada, papá cómprame un juguete- y tanto chillar alcanzaron los gobiernos. Pero, pobres, no pueden mandar a sus anchas pues son títeres del poder económico. Nada tienen que legislar.

En las mejores escuelas de negocio aprendieron a sisar pero la codicia les delata todos sus trucos y torpezas.

En las clases de oratoria, con muchos años de práctica y de ensayo,  aprendieron a decir una mentira detrás de la otra. Y aunque entonan muy bien, nadie les hace mucho caso. Son actores y actrices sin público.

Sus grandes proyectos para la humanidad, parques temáticos, casinos sin fronteras o aeropuertos en cada apeadero ya no se pueden llevar a cabo. Son gestores de unas arcas vacías.

Da pena esta pobrecita clase política, tantos esfuerzos y tan pocas recompensas.

Una sociedad verdaderamente movilizada ya estaría fundando una oenege sanitaria para atenderles sus chifladuras o una oenege conservacionista para defenderles de su más que segura extinción.

 

Esta entrada fue publicada en Palabre-ando. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a SALVEMOS EL CIRCO

  1. antonio dijo:

    Para acabar de una vez por todas con los problemas de este mundo solo es necesario ver las cosas tal cual son y llamarlas por su nombre.
    Hay quienes queriendo la paz se dedican a defender lo indefendible, por ejemplo aquellos que defienden la democracia y la economía que es como intentar apagar un fuego echándole gasolina. La democracia implica que en la sociedad hay división, separación y partidismo, la economía otro tanto de lo mismo ya que divide a la sociedad en ricos y pobres. Una sociedad que se precie vive en paz porque la paz es una forma de vida muy superior a la vida que se lleva con la democracia y con la economía.
    El simple hecho de aceptar vivir en democracia implica estar a favor de una sociedad dividida, aceptar la economía implica aceptar que exista la pobreza.
    Para que se acaben los problemas de la humanidad hay que acabar con aquello que nos divide, la democracia y la economía. Es demencial ver como tantas personas al votar le otorgan poder sobre sus propias vidas a individuos que les embaucan. La democracia y la economía son la división de la humanidad.
    La unidad y la paz van de la mano, fomentar la unidad es fomentar la paz, fomentar la democracia y la economía es fomentar la guerra, las disputas, las contiendas, las competencias, la división, quien no entiende esto es un completo majadero. ¿Tu que quieres, la paz o la guerra? ¿la unidad o la democracia? ¿El bienestar de todos y cada uno o la economía? cada cosa tiene su propio nombre, democracia es división, disputas y contiendas, economía otro tanto de lo mismo, los humanos hemos de construir la paz desde la unidad, dejando de alimentar a la democracia y a la economía.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s