El McMundo

Galicia Hoxe. Gustavo Duch. 3 de noviembre de 2010

Cerca de 20.000 saharauis aúllan en su desierto, frente a sus mares.

La naturaleza es como quiso ser, por mucho que deseemos transformarla.

En el mar y en los ríos casi todos los peces no quieren ser vegetarianos. Les gusta comerse los unos a los otros, los chicos a los muy chicos, y los grandes a los menos grandes. Un atún, por ejemplo, es un gran comilón de peces: cada diez días tiene que pescar, cocinar, ingerir y digerir el mismo volumen de víctimas que su propio peso corporal. Entonces un atún – sólo uno- en un año y a este ritmo se zampa 15.000 peces para salir adelante. Una sardina, que se haya librado de la boca del atún, hace lo mismo pero es menos sibarita. Ella con cien veces menos de micropeces (zooplancton) al año, tiene bastante para seguir aleteando.

Si los atunes, salmones, rodaballos, bacalaos o meros el ser humano los quiere domesticar, ensardinar y cebar, para después ser base de nuestra alimentación, será con pescado que tendrá que hacerlo. O convencerles -y en eso estamos- de que cambien sus costumbres y sobrevivan a base de pienso de soja transgénica, que tenemos mucha, es barata y para el ser humano no es el mejor alimento.

A las vacas, al contrario, les chifla lo verde. Corretear por los pastos mugiendo y mordisquear hierba fresca es lo suyo. Pero la mayoría ahora pasan sus días en establos mecanizados, sin ver el Sol y comiendo tediosos piensos. Como lo de abaratar es la clave del sistema productivista, ya se intentó cambiarles la dieta, y durante un tiempo –que tal vez vuelva- las hicimos carnívoras y caníbales. Los piensos incorporaban harinas animales hechas con los desperdicios de las matanzas hasta advertir que en algunas vacas esté menú les sentaba fatal: una locura.

El ser humano en su omnivoridad puede escoger: verdura, fruta, carne o pescado, o un poco de todo, que seguro es lo más saludable. Pero en el McMundo que vivimos (lean a Cayo Sastre en Los Libros del Lince)  la misma industria alimentaria [y los intereses del capital ahí depositados] que fantasea con vacas carnívoras y peces vegetarianos, ha modificado y uniformizado a dos únicas formulaciones la alimentación humana. Los grandes depredadores, tipo atún, que nos alimentamos con un exceso de proteínas y grasas animales –y así damos de comer a dichas industrias- y las personas del medio rural despojadas de sus recursos. Sin peces que pescar.

3 comentarios en “El McMundo

  1. Gracias Gustavo por este artículo que compartiré en facebook, creo que la gente cada vez se va concienciando más y tengo esperanzas en que dejarán crecer los pastos nuevamente y las vacas volverán a ser vacas normales,espero que el ser humano también y no se deshumanice más.Un abrazo

  2. La industrialización es buena en la ingeniería, por ejemplo para optimizar un motor, para llegar a Marte o para sacar petroleo del mar a un precio razonable. Pero cuando la industrialización toca el tema de agricultura o ganadería…. Aquí no hay procesos que optimizar ni gastos que reducir, un tomate necesita sol agua y tierra y no calor inducido, luz y abono artificial… Pero parece ser que el ser humano cree que todo es posible de controlar con su ingeniosa cabecita. Sé que la madre naturaleza es sabia y que un día de estos nos erradicará de la tierra como no dejemos de jugar con ella a ver quien es el más listo y ver quien puede más….Espero y deseo que el primero en caer sea Monsanto y toda su gama de productos industriales en nuestra cadena de alimentación, lo malo es que si no es Monsanto será otra empresa que siga cavando en el “nicho” de la especie humana. Compañeros unamos nuestras fuerzas en boicotear la industrialización alimenticia y volvamos a los alimentos con sabor y olor naturales….(sé que no es fácil pero poniendo nuestro esmero es posible) Suerte a todos.
    Pepín

  3. Gracias Gustavo por tu modo de analizar la voracidad y el modo desastroso que adoptó el capital para hacer negocio con los alimentos, modificando lo que la Madre Tierra puso a nuestra disposición.
    Rodolfo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s