Pensa-mientos 40 y 41

Pensa-miento 40: Pienso -y no les miento- en un viaje a Mozambique con un campesino palentino. Ni yo, ni él, hablamos portugués. En una finca agraria nos pusimos a echar una mano a una familia campesina que estaba desyerbando las zanahorias, tomates y berenjenas. Aunque lo intenté, no supe nada que decir, ni nada supe escuchar. Ellos y mi amigo, con los mismos labios agrietados por muchas labranzas,  conversaron sin cesar.

Pensa-miento 41: No se fie de los FIE (Fondos de Inversión Especulativos). Después de su desembarco en la agricultura, inflando los precios de la comida hasta alcanzar, hoy, un nuevo record, el segundo plato es traficar –perdón- es invertir en los cultivos de pescado. Predican antiguos prodigios: el aumento de la demanda de pescado en los platos chinos, es garantía para la multiplicación de los fondos ahí apostados. ¿Miento si pienso que hay milagros que se cumplirán?


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s