Acampados

 Gustavo Duch. El País

Estaban. Nos mentían quienes les proclamaban como reyes de la indiferencia y el pasotismo. Ya salen de sus escondites dónde tomaban fuerzas y planeaban estrategias.

Conocen. Nos engañaban quienes decían que no entendían de democracia, legalidad y política. Que sabían mucho del fuera de juego futbolístico y nada del juego político.

Colectivizan. Nos decían que eran las generaciones del yo, yo y sólo yo. Que las pantallas táctiles, los facebook y los tuiters los deshumaniza. Pero resulta que les conecta -a la velocidad del mundo de hoy- uno, con otro, con otro, hasta el infinito.

Coinciden. Una mirada cómplice, una mochila de trekking  y pulseras hippies en las muñecas son suficiente para reconocerse. Es su uniforme secreto y anónimo. Y son muchas y muchos.

Saben. Se organizan en espontaneas asambleas donde todas y todos pueden hablar, opinar y proponer. Se entienden sin chillar y sin faltar al respeto. Parlamentos populares donde reina el orden sin guardaespaldas. Se ceden la palabra amablemente y con gestos sordos aplauden o desaprueban.  

No heredan fortunas, ni derechos sociales y humanos. Adquieren deudas que no provocaron. Combaten con mecanismos del pasado, muy vigentes: la no violencia, el boicot, la huelga y la acampada.

En las avenidas de Wall Street, frente a los banqueros y las corporaciones; en Santiago de Chile, frente a los gobiernos que venden la Pacha Mama al empresariado; en las plazas del estado Español, denunciando una clase política corrupta e incapaz que se perpetúa en los escenarios de la democracia falseada; en las calles del mundo árabe derrocando dictaduras…

…han vuelto, porque no se fueron: la juventud revolucionaria.


Gustavo Duch Guillot. Autor de LO QUE HAY QUE TRAGAR

8 comentarios en “Acampados

  1. Que bueno, que la vida surja atravez de todas esas mentiras que los politicos nos dicen para imponernos sus politicasa de “progreso” …no queremos progreso así …!queremos solo vida…¡ Saludos desde colombia donde pasan cosaas similares. pereo estamos juntos, eso es lo unico que sabemos, Gracias.

  2. La verdad no se puede ocultar por mucho tiempo. Está bueno que cuando una generación siente que se le agotaron las formas de pretender hacerse oír y respetar, aparecen las nuevas generaciones con sus nuevas tecnologías y consignas para seguir adelante. Un saludo desde Uruguay, donde están apareciendo actitudes similares, y logran re engancharnos a los viejos que ya veíamos perdidas todas las batallas, y aquí estamos diciendo PRESENTE, A LAS ÓRDENES.

  3. Pingback: El diálogo de dos Gustavos muy comunes | SurSiendo Blog

  4. Pingback: diálogo con GUSTAVO ESTEVA « LO QUE HAY QUE TRAGAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s