Pensa-mientos, 66 y 67

 contra el monocultivo de la mente

Pensa-miento 66: Una campesina indígena mexicana, país donde germinó el maíz por primera vez, me cuenta: «cuando yo siembro mi maíz, planto tres granos en cada hoyo. Uno es para los seres del suelo, los gusanos, insectos y hongos que viven allí y cuidan de la tierra. Otro es para los animales que viven encima, los muchos pájaros que también necesitan comer. Les pido que me prevengan de las plagas. Y el tercero es para que crezca, se haga planta, y alimente a mi familia y a mí»

Pensa-miento 67: Se venden en las farmacias, pero no hace falta receta. Es la mejor medicina para mantener la cosas como están, es la alquimia perfecta para no ver más allá y para evitar (r)evoluciones. Por eso son tan económicas y hay tantos modelos. A partir de cierta edad, nos recomiendan ‘efusivamente’ su uso. Propongo la prohibición de las gafas de ‘ver de cerca’

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s