EL ASESOR

L’Informatiu, 14 de mayo de 2012. Gustavo Duch

Como asesor de un alto cargo de la administración  catalana la propuesta que tenía en la mesa era ciertamente atractiva. Una importante empresa invitaba a su superior a estrenar la temporada del Tuna Tour, «un viaje por el paisaje litoral de la Costa Daurada, de una belleza única, hasta las piscinas de atún rojo, situadas a 2,5 millas náuticas de la costa»

¿Le aconsejaba que se embarcara en el catamarán de la empresa Balfegó? –cavilaba-. Por un lado, un paseo por alta mar con gorra y náuticas puede ser una portada brillante: ‘un hombre de estado oteando el horizonte’. Y al llegar a las redes donde enjaulan y engordan a los atunes rojos, el chapuzón con estos portentosos animales que propone el circuito, sería visto como símbolo de arrojo, nunca mejor dicho.

Ahora bien, si hablamos de atunes enjaulados, ¿no habrá gato encerrado? La información que le facilitó Ecologistas en Acción no dejaba lugar a dudas. Estamos frente a una promoción turística de una actividad económica que no debería llevarse a cabo. No es aceptable la captura de individuos –salvajes y jóvenes- de una especie como el atún rojo en peligro de extinción para posteriormente engordarlos y servirlos a los hambrientos mercados internacionales. Con menos individuos libremente aleteando, claramente se incrementan los peligros de supervivencia de la especie.  Además, para que los ejemplares capturados engorden 1 kg se les ofrecen 20kg de otras especies poniendo entonces en peligro futuros recursos alimenticios y todo el ecosistema marino así como otro tipo de actividades pesqueras.

Tomó uno de esos papelitos de notas amarillas que se enganchan, lo pego sobre la carta de propuesta y anotó, «no, ni elefantes al servicio de la Corona, ni atunes al servicio de los Mercados»

Gustavo Duch. Coordinador de la revista SOBERANÍA ALIMENTARIA, BIODIVERSIDAD Y CULTURAS.

4 comentarios en “EL ASESOR

  1. Pingback: Plazas, atunes y monarcas‏ | Unidad

  2. Estimado “reclamón”: Estando en Chile, supe de algo peor; un hombre como tú, seguro que estás más que informado de los asuntos internos de los países. En ese rico litoral, sólo cuatro familias han enriquecido arrasando con 5 o 6 especies endémicas, utilizando sus redes a nivel de sardinas, con peces como el atún, el congrio, corvina… que tantas veces son convertidos en harina, la que engorda vacas y mantiene saludables a los bellos ejemplares con pedigree….
    Es decir, círculo vicioso del dinero, que hizo un acto de prestidigitación, para que aparecieran “nuevos actores” en la caza de fortunas en el agua. Los pescadores artesanales son los nuevos abastecedores de esas familias, que lograron “renovar sus concesiones a vida”, por DERECHOS ADQUIRIDOS de pesca. Es decir, tras haber utilizado el mar como un bien privado, hoy lograron hacerlo suyo HASTA QUE NO QUEDE PEZ EN EL AGUA, pero dando pie al engano de nuevos actores… los que pescan para ellos y se suman al crimen de lesa pesca. Todo se hizo entre cuatro paredes, como cuando la Banca Dexia de Bélgica logró un nuevo salvataje pagado por el herario nacional: tres generaciones más, pagarán la aventura de la deuda bancaria privada, así como en tres generaciones más… nadie conocerá sino las estampas de colección de peces del Pacífico Sur…. Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s