BARBANEGRA

El Correo del Sol. Febrero 2012. Gustavo Duch

Estaba viejo y mutilado Barbanegra cuando decidió enterrar su tesoro. Escogió aquel pueblo extraviado, pobre, de cuatro gentes campesinas, diez gallinas y unas ovejas pastando.

Pasaron muchos años, el olvido hizo el resto, y el pueblo siguió siendo propiciamente pobre.

Y tanto tiempo paso que se fosilizaron allí abajo aquellas riquezas, hasta que allá por el siglo XXI un empresario reunió a los pobladores. Les pedimos que desalojen sus casas, abandonen sus huertos y campos, exilien a sus ganados, solo por unos meses, para poder localizar el cofre del pirata. Les prometemos un porcentaje.

Y dijeron que no, que ‘mejor vivos que fósiles’.

Era una decisión histórica, pues en una hora capitalista no se debe acabar con siglos de historia natural.

Y es que el fracking, penúltima de las demencias, no sabe convivir con la vida.

logo-aturem-el-fracking-web

2 comentarios en “BARBANEGRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s