Los límites del Planeta

La Fertilidad de la Tierra. Diciembre 13. Gustavo Duch

Hasta hace poco era una práctica habitual, aquí y en muchos lugares cuando se casaba el hijo o la hija y se necesitaba una nueva vivienda, entre las familias del pueblo se ayudaban para construirla. Si a un ganadero le entraba el lobo o a un agricultor el jabalí, la comunidad colaboraba para ampliar o hacer una nueva cerca. El mantenimiento de las acequias era una tarea colectiva. Las inversiones necesarias, domésticas o del pueblo, se hacían realidad con ayudas del hoy por mí, mañana por ti, una ‘deuda’ siempre posible de satisfacer.

Y sin darnos cuenta, todas y todos somos ya mucho más individualistas y tenemos una economía capitalista que reemplazó tangibles esfuerzos colectivos por préstamos o créditos bancarios de monedas virtuales. Las empresas se expanden a base de créditos,  los bancos, para ganar más, se endeudan con otros bancos y los estados emiten deuda pública para mantener funcionando el supuesto bienestar. No parece existir ningún límite físico a la hora de ampliar esta bolsa de deuda, nos hemos creído que su crecimiento puede ser infinito.

Como explica Joan Martínez Alier, vivimos y mantenemos un edificio económico insostenible. En el ático está instalada la economía especuladora que, al vertiginoso ritmo de la avaricia, exige a la economía productiva del entresuelo, que traslada las demandas a la Naturaleza (la planta baja y el subsuelo) la cual no puede ofrecer los recursos ecológicos suficientes que le piden quemar en la caldera del edificio: es material y energéticamente imposible producir a ritmos tan infernales.

consumeY ya tenemos ejemplos como  EEUU colapsado  por no poder afrontar la deuda que ha supuesto tener las calderas a toda máquina; o multinacionales como Pescanova que no podrán pescar merluzas o lenguados al ritmo que les exige los intereses de su endeudamiento; e incluso empresas como Panrico, con grandes ventas, no encontrará consumidores de donuts suficientes para su recuperación.

Dice la Historia que la primera señal de agonía de cualquier imperio es la entrada en decadencia de sus dioses. Si el Crecimiento y el Consumismo llegan a su agotamiento ¿será que se anticipa el fin del capitalismo?

9 comentarios en “Los límites del Planeta

  1. Sin duda, la gran concentración de riqueza que consiste en un montón de números colgados en las nubes se esfumarán con la ciclodénesis explosiva que se avecina, ( the oil crash).
    Sólo dos valores en alza, energía y alimentación. Debemos ser muy beligerantes en esto último, hay mucho en juego y el intento de controlar la alimentación y su producción no es casual, semillas, patentes, transgénicos.
    Los valores ” Fower Power” cotizarán al alza por supervivencia.
    Salud.

  2. Pingback: Los límites del Planeta | Pobreza Cero

  3. Pingback: Los límites del Planeta | América

  4. Pingback: Los límites del Planeta – La Fertilidad de la Tierra. Diciembre 13.- @gustavoduch | Associació Salut i Agroecologia (ASiA)

  5. Podría escribir sobre alguna propuesta socioeconómica, filosófica, literaria, recurrir a la física cuántica que busca en la poesía para comprender al universo. Podría integrar movimientos sociales, partidos políticos, crear comunidades, escuelas, teatros, hospitales, tantas cosas podría hacer, tantas explicaciones dar, tantas causas de lo causal, pero…mientras en mi jardín sólo brotan flores y algún yuyo que me alegra el paisaje, sigo sin buscar la semilla que dará pan, ni la que dará frutos, ni ninguna otra que sirva para cambiar eso tan simple que es empezar por casa.

  6. Pingback: Els límits del Planeta | La Repera

  7. De que el fin del capitalismo sea un fin o un comienzo, depende de nosotros. ” O gobernamos la globalización, o esta nos gobernará”. (Pepe Mujica).
    El capitalismo muere de éxito, pero muere al fin, la función exponencial que genera la prestidigitación financiera, en su representación gráfica, está en la parte recta que apunta al infinito. La economía de casino es un síntoma, a no haber economía real para absorber el capital ocioso… Primer Primero la tecnológica, luego la inmobiliaria, materias primas… En estos momentos los emergentes son los que están empujando, y ya hay serias advertencias de ralentización. Casi todo el mundo debe, un resfriado de los emergentes, puede provocar el “big Crash”.
    Y, qué hacemos? Acortamos la vida de cachivaches inútiles con obsolescencia programada?
    “Vuestros hijos vivirán peor “, el miedo, viejo pero eficaz medio de control, nosotros somos los responsables y debemos decidir, viviremos diferente y eso espero, pero acaso es bueno un sistema que puede aumentar el PIB, si la población está enferma y consume fármacos, o genial si los acuíferos se contaminan, Nestlé nos venderá agua mineral y creará puestos de trabajo.
    Es un sistema esquizofrénico y sólo se puede estar cuerdo siendo antisistema.
    Cada vez resulta más evidente, la diferencia entre dinero y riqueza, la última no es más que los alimentos, bienes y servicios que producimos, y no está en manos de las élites, sino en las nuestras, sólo falta que nos enteremos. Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s