INAPROPIARSE

Gustavo Duch. 27 de mayo de 2014

Sobre una pequeña loma que apuntaba hacia los campos de cereales y el rebaño de ovejas, con el dedo índice señalando, le dijo:

hijo, esta tierra que ves, será para ti, trabájala y sácale provecho.

Muchos años después la escena se repitió y el ahora padre, señalando el campo vallado con unos grandes aspersores de regar y las ovejas estabuladas, dijo:

hija, estos negocios serán para ti, explótalos y te rendirán.

Y muchos años después, paseando junto a los montones de estiércol y humus, cerca de los semilleros, la ahora madre dijo:

-hijo, esta tierra dará de comer a quien no sabemos, cuídala.

inapropiado

Erika Woollett

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s