Seres de otro mundo

Un papel recogí del suelo cuando aquel encuentro de jóvenes estaba a punto de finalizar. Aquellas notas sueltas, sin ser grafólogo, parecían, por los trazos inacabados, escritas a mucha velocidad pero muy bien pensadas por como de apretados estaban cada uno de ellos. ¿Una carta de propósitos  o quizás un aprendizaje? Claro que somos unos…