La modelo

LA MODELO (incluido en Secretos)

Salieron por el camino de la ermita, él con su maletín en la mano, ella con el caballete.

Los primeros campos estaban en barbecho, áridos como desiertos y el pintor pidió que siguieran adelante.

Cruzaron la riera y ladearon el antiguo hayedo que, después que llegó la industria, era puro polvo al descubierto. Tampoco le pareció el lugar apropiado.

Se internaron en el bosque y donde más cubierta estaba la tierra de hojas caídas de los árboles, de musgos y helechos, donde crecían tantos arbustos que ni una brizna de tierra se veía, le pidió que posara.

Contemplando la composición pensó ―la única diferencia entre la tierra y sus seres humanos es que ella, desnuda, no es bella.

daniel montero

daniel montero

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s