Cincuenta años ¿no son nada?

Ha quedado científicamente probado que, en los últimos cincuenta años,

la extensión de hábitats adecuados para la vida está disminuyendo.

Por lo tanto, la integridad de la diversidad biológica,

desde hace cincuenta años, no ha hecho más que retroceder.

Ha quedado meridianamente claro que, en los últimos cincuenta años,

la diversidad y presencia de polinizadores está disminuyendo.

Igual que el número de peces en el mar.

La calidad del aire, la calidad del agua y la regulación del clima 

empeoran a velocidades supersónicas desde hace al menos cincuenta años.

Es una evidencia indiscutible.

El carbono orgánico en la tierra agrícola, es decir, la materia orgánica, 

no ha dejado de reducirse en los últimos cincuenta años,

y con ella se reduce la fertilidad de la tierra,

que es el sustento de toda la Vida.

En los últimos cincuenta años, lo que aumenta claramente son dos cifras,

la cantidad de tierra agrícola dedicada a la producción de combustibles en detrimento de comestibles

y la cantidad de tierra dedicada a la producción de piensos para animales estabulados.

Y, poco más o menos, este es el resumen de todos los informes

que la ciencia de la agricultura está produciendo en los últimos cincuenta años.

Me pregunto entonces,

¿por qué desde hace cincuenta años la ciencia de la agricultura sigue apoyando la industrialización

y la modernidad que provoca este apocalipsis?

Febrero 2021. Gustavo Duch. Revista SoyComoComo

5 comentarios en “Cincuenta años ¿no son nada?

  1. Quizá tenga que ver con el deseo. El deseo de mecanizarlo todo, de intervenir la naturaleza, de controlarlo todo. Supongo que eso nos parece más fácil y motivador que entender cómo funciona lo ya creado.

    • Así es!…No intervenir…El re-descubrimiento del humilde maestro Masanobu Fukuoka.
      Inaceptable para el ego occidental.
      Si te gusta el durazno, debes aguantarte la pelusa, pues.
      Ahí vamos: a aprender la paciencia que supone morir en cuotas.

  2. Pingback: Cincuenta años ¿no son nada? – Humanidad ↺ Medio

  3. Son los intereses de unos pocos que se benefician demasiado. Somos más los que se perjudican pero no hemos podido desarmarles la maquinaria de imposición.

    Hay otra ciencia de la agricultura: la agroecología. Hay que hacerse fuertes ahí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s