LA PEOR EMPRESA DEL MUNDO

Gustavo Duch. Diari ARA, 22 de diciembre de 2014

Desde que se iniciara el campeonato, el trofeo que se otorgará este mes de enero, será el más preciado porque en esta ocasión las seis candidatas que compiten han sido seleccionadas entre las 10 premiadas en años anteriores. Es como si se votara entre los últimos 10 ganadores de la bota de oro futbolera para ver entre todos ellos quien es el mejor entre los mejores. Sí, desde hace unos días esta abierta la página web del premio Public Eye Awards que dictaminará cuál es la peor empresa del mundo si las miramos con ojos críticos, con esos ojos que se irritan cuando observan como tan grandes multinacionales se permiten violar repetidamente derechos humanos y laborales; son exitosas en sus operaciones de corrupción; o llevan adelante todo tipo de terribles prácticas que destruyen el medio ambiente.

10456432_864272426940747_5487546865049056323_nOcurre que cuando miras la lista de las seis seleccionadas, te sientes como esos miembros del jurado que repiten — nos ha sido muy difícil escoger, todas son francamente grandes candidatas, por nosotros les daríamos al premio a todas, lo importante es participar. Pues bien, participemos. Estas son las nominadas:

Gazprom, la mayor compañía de gas del mundo, propiedad principalmente del estado ruso, que desatendiendo todas las recomendaciones y sin cumplir con las normativas osó plantificar en medio del Ártico la primera plataforma de perforación petrolera. Sus métodos para controlar posibles vertidos suenan a chiste: “15 palas, 15 cubos, 3 ejes y un martillo”, son sus medidas, explica la propia compañía. La obsesión de Putin para extraer petróleo, como tantos otros mandatarios del mundo, pone en riesgo la frágil y virgen región del Ártico. Los osos blancos votarán por Gazprom, y los peces que han sufrido los temblores de la plataforma Castor frente a las costas del Delta del Ebro, por simpatía, también.

Walmart, la gran superficie que se encuentra por todos los rincones de los EEUU, también es merecedora de este premio, como ya lo fue en el 2005 cuando se alertaba de como ignoraba las condiciones de trabajo de las empresas proveedoras de sus ofertones. Años después la tragedia en la fábrica de Bangla Desh demuestra que, como muchas otras empresas de la alimentación y del textil, nada han hecho en favor de tantas personas explotadas en maquilas, en invernaderos, en pisos francos. Votar por Walmart es votar por Inditex, por Pescanova, por Carrefour o Mercadona, pues no hay diferencias entre quienes se imitan.

El pasado 2 de diciembre se cumplieron 30 años de aquella noche aterradora en Bhopal, en el centro de la India, en el que más de 20.000 personas cayeron muertas en la calle por unos humos tóxicos, y la empresa propietaria de la planta de pesticidas que los emitió, Dow Chemical, aún no ha pagado ninguna compensación, ni ha limpiado la fábrica, ni los barrios, ni se ha hecho cargo de los cuidados que necesitan, incluso, niñas y niños que han nacido después de la tragedia. Votar por Dow Chemical no es votar por 30 años de olvido es votar por 30 años de la digna lucha de las y los afectados. Es el voto de las madres que en Argentina luchan hoy porque se detengan las fumigaciones con pesticidas de Monsanto sobre los campos de soja que rodean -y asfixian- sus barrios y pueblos. De alguna manera es votar también por McDonald y todo el modelo de industria cárnica que engorda sus animales enjaulados con esta soja.

Y ¿a quién votan las personas desahuciadas de sus hogares? ¿A quién vota quienes compraron ‘preferentes’? Que voten a Goldman Sachs, responsable de la crisis que ha endeudado a países como Grecia o el nuestro, provocando la quiebra de eso que llamábamos ‘estado del bienestar’. Con dirigentes giratorios especializados en el arte de la especulación, Goldman Sachs tiene en su nómina haber recuperado la práctica de invertir en granos y tierra agraria, causando subidas de precios en los alimentos que instantáneamente llevan a millones de personas a no poder comer. Por eso también hay quien la votará por votar contra sus crímenes.

Que una sola empresa controle, con sus más de 150 minas en el mundo, no menos del 60% del zinc mundial, el 50% del cobre, el 30% del aluminio y el 25% del carbón es suficiente para otorgarle nuestro voto, pero si observamos que en todos los lugares donde están instalados -menos en Suiza donde solo almacenan beneficios- se habla de expulsión del campesinado, contaminación de ríos y de campos, las motivaciones por votar a Glencore se redoblan.

Como Glencore, la sexta nominada, Chevron, tiene un negro currículum medioambiental donde destaca el mayor derrame de crudo, 103 millones de litros de petroleo, en las selvas ecuatorianas imposibilitando la vida de la vida y la vida de las comunidades indígenas. Recientemente Chevron, incansable taladradora, ha firmado un convenio con YPF para avanzar en la explotación del yacimiento de Vaca Muerta, territorio mapuche dentro de Argentina, mediante la cuestionada técnica del fracking. Votar por estas dos empresas es señalar con el dedo a quienes se dedican en ahondar en la crisis ecológica de un planeta de recursos finitos.

Y la votación ya esta en marcha, y en esta caso, como nos afecta a todas y todos, todas y todos podemos participar. http://publiceye.ch/

7 comentarios en “LA PEOR EMPRESA DEL MUNDO

  1. Pingback: Boletín Biotropía – Calendario 2015Biotropía | Biotropía

  2. qué asco de gentuza irresponsable y sin madurar como personas.Gente así amarga la vida del resto de la gente sana mentalmente y merecen desaparecer del mundo civilizado con la satisfacción de todos por haberse liberado de esa escoria

  3. Pingback: La peor empresa del mundo. Gustavo Duch | AMAS15m

  4. Pingback: La peor empresa del mundo | publicogt.com

  5. Parece que lo más fácil es decir que son todos unos empresarios/asesinos sin escrupulos y que ni tan siquiera son merecedores de ser llamadas personas, pero en realidad casi todos los que leemos estos mensajes somos culpables directos de todo esto.
    O es que alguien puede asegurar que no ha comprado nunca ropa en Zara, no ha comido nunca en un Macdonalds, que en la escuela de sus niños o hasta en su propia casa no se comen barritas de merluza (por que es mucho mas cómodo) o que no pone gasolina en las estaciones Repsol, etc, etc, etc….
    Mas que ponernos a insultar y ver el enemigo fuera, debemos todos, empezando por mi mismo, asumir que somos directamente culpables de lo que pasa en el mundo y que en lugar de ponernos a insultar y sacarnos de encima las culpas, empezemos a cambiar radicalmente nuestros hàbitos de consumo.
    El poder que tienen esas empresas se lo hemos dado nosotros, nosotros podemos quitárselo.

    • Bravo, David!. Ud. ha dado el martillazo preciso en la cabeza del clavo!. Pero, somos “tan duros”, que el clavo del razonamiento entra muy poco en nosotros. Por lo tanto, necesitamos muchos más martillazos para asumir que los males de que nos quejamos comienzan en nosotros mismos. Mientras, GUSTAVO DUCH nos da la oportunidad de enrolarnos en la guerra contra estos monstruos entre los humanos. Comencemos YA, tomando conciencia de que también somos responsables, a través de nuestro consumo, e incluso, nuestra forma de vida. Y, en lo personal, comenzaré por ser selectivo en los productos para mi alimentación: fuera Mac Donald y las cadenas de alimentos chatarra.
      Y respecto a la votación que ahora nos atañe, como no soy parte del jurado, no puedo escudarme diciendo que mi voto sólo se puede aplicar a UNA de ellas, pues todas son estrellas en el campo de lo siniestro. A riesgo de anulación de mi voto, marco a las tres COMO LO PEOR EN NUESTRA HUMANA CIVILIZACION.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s